Tres excelentes películas con efectos especiales prácticos

Tres excelentes películas con efectos especiales prácticos

Desde la web tenemos el honor y el placer de presentarles a un nuevo colaborador: Pablo Ludueña. Su primera nota, como el título deja a la vista, será sobre tres películas con efectos especiales prácticos. Tres films donde la vieja escuela y los efectos especiales se unen para dar lo mejor del terror viscoso, sangriento y bestial.

Top 3 de películas con efectos especiales prácticos

Videodrome (David Cronenberg, 1983)

películas con efectos especiales prácticos

Videodrome es una aberración perpetrada por el gran pionero del horror corporal en el cine: ya Cronenberg nos había hecho cagar en las patas con porquerías memorables: Rabia (1977), por ejemplo, o Scanners (1981), que te revienta el bocho, je.

En Videodrome, Max Renn (James Woods) es el dueño del pequeño canal televisivo 83, una cloaca que vomita contenidos pornográficos y violentos.

Max es invitado a un programa de TV, donde conoce a Nicki Brand (Debbie Harry), y los dos entablan una relación de amantes, matizada con algunos jueguitos: por ejemplo, la dama le pide al caballero que la corte con un cuchillo. Paralelamente, una especie de dealer del VHS le muestra a Max un material interesante: en la cinta, una mujer es víctima de la caprichosa imaginación de dos tipos encapuchados que la torturan salvajemente. Max quiere averiguar de qué estudio proviene ese contenido, para incluirlo en su canal. Pero pronto descubre que la cinta no registra una mera actuación: lo que ve es real, y no actuado. Y tiene título esa peli snuff: Videodrome. A partir de ahí, hermanazo, agarrate.

Con un suspenso que cautiva y con una significación que hoy es quizás aún más relevante que cuando fue estrenada, a la gran Videodrome le pongo 8 LUDUS: ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

Ficha técnica

Fecha de estreno: 4 de febrero de 1983 en Canada.

Paises: Canada y Estados Unidos.

Cómo la consigo: disponible para alquilar en YouTube, Amazon Video, Apple iTunes y Google Play Movies.

Director:  David Cronenberg.

Actores: James Woods como Max Renn, Debbie Harry como Nicki Brand y Sonja Smits como Bianca O’Blivion.

Quizá te interese: BODY HORROR, 5 películas que tenés que ver 

The Fly (David Cronenberg, 1986)

películas con efectos especiales prácticos

En el caso de The Fly (La mosca, en hispanoamérica), estamos hablando de otra genialidad de Cronenberg. The Fly es la remake del clásico de Kurt Neumann, de 1958. No vi aquella versión, que por lo que me comentaron no es muy buena que digamos. Pero esta remake del 86 es de las buenas: aprovecha al máximo el potencial de los efectos especiales prácticos, ofreciéndonos escenas de memorables terrores. Cabe mencionar que las dos versiones están basadas en el cuento del mismo nombre del escritor de ciencia ficción George Langelaan.

Seth Brundle (Jeff Goldblum) es un científico introvertido y bien raro que en la soledad de su precario laboratorio busca perfeccionar su gran invención: una computadora que pueda teletransportar cualquier cosa.

En una fiesta conoce a una periodista, Veronica Quaife (Geena Davis), y muriéndose de ganas por dar a conocer su invención la lleva a su laboratotio. Ahí le muestra dos cabinas enfrentadas, en las que cabe una persona y que él llama telepods. Para probar que puede teletransportar elementos de una cabina a otra, le pide un objeto. Ella le ofrece las pantimedias que trae puestas, y Seth las mete en uno de los telepods. Enseguida, como por arte de magia, las pantimedias aparecen en el otro telepod. Y Veronica, que en un principo había sido del todo escéptica, termina creyéndole.

Al día siguiente, conversando en un lugar de comidas rápidas, ella le pregunta:

―¿Qué pasa cuando tratás de teletransportar seres vivos?

Y lo que él le responde promete:

―No hablemos de eso mientras comemos.

Y ahí todo se va al carajo, cuando a Seth se le ocurre la maldita idea de autoteletransportarse. Las intervenciones del celoso exnovio de Verónica suman tensión al clima, de por sí muy tensionado.

Estamos ante una película de actuaciones brillantes, y no sólo eso: una historia que, cuanto más repulsiva se vuelve, más nos deja pegados al borde de la silla. A cualquier entusiasta del terror le encantará, y a cualquiera que disfrute del buen cine, así que pueden llegar a disfrutarla con personas que no sean tan afines al género. Y eso sí: asegúrense de que, además de cinéfilos, sean personas de estómago aguantador. O si no pónganles un balde al costado del asiento.

En suma, una obra maestra del terror. La mosca es 100% Cronemberg, de Laangelan queda la anécdota y de la versión del 58 no queda nada, sin dudarlo se merece 10 LUDUS: ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

Ficha técnica

Fecha de estreno: 30 de abril de 1987 en Argentina.

País: Estados Unidos.

Cómo la consigo: disponible via stream en DirectTV. Disponible para alquilar en YouTube, Amazon Video, Apple iTunes y Google Play Movies.

Director:  David Cronenberg.

Actores:  Jeff Goldblum como Seth Brundle, Geena Davis como Veronica Quaife y John Getz como Stathis Borans.

TerrorVision (Ted Nicolaou, 1986)

TerrorVision es una película con elementos de terror, comedia y ciencia ficción. Tan bizarra como genial y única, es protagonizada por un elenco de personajes que parodian clichés. La historia se centra en una familia americana, en parte típica de la época, y en parte excéntrica.

Están los padres, swingers que decoran su casa de acuerdo con sus prácticas sexuales, y cuentan con una habitación dedicada a sus actividades recreativas: el Domo del Placer. Tienen una hija adolescente (Diane Franklin), una especie de Cindy Lauper hueca, y su novio metalero revestido de cuero y tachas, aún más idiotizado que ella. Y también tienen un hijo, un niño entusiasta de la supervivencia y todo lo militar, muy compinche de su abuelo, con quien comparte esos edificantes intereses.

Todo comienza en el espacio: vemos un planeta desconocido con un extraterrestre que se deshace de un monstruo a través de una señal misteriosa que rebota en varios planetas.

A continuación, la intro: suena el tema “TerrorVision” ―música incidental de Richard Band, un afanador de bandas de sonido―, mientras vemos los créditos sobre un televisor con una extraña estática, multicolor hasta la psicodelia. Después descubrimos que la estática provenía de uno de los tantos televisores distribuidos por la casa familiar, en donde se desarrolla la mayoría de las acciones. El padre de la familia logra deshacerse de la estática cagando a martillazos en el patio a un satélite nuevo, que según él es el mejor del barrio. Pero, tras la delicada y experta reparación, algo sucede: el satélite recibe la señal misteriosa que trae consigo al monstruo. Y así se desata el quilombo.

Quilombo en el que se van intercalando las emisiones de un programa televisivo que pasa películas de terror, acaso para pautar el ritmo narrativo. Medusa, la voluptuosa conductora, interviene cada tanto mientras van sucediendo peculiares horrores en aquella disfuncional casa de familia. De más está decir que la conductora es un homenaje a Elvira, la Dama de la Oscuridad.

En resumen, una película de 83 minutos bien roñosos que no paran de entretener y sorprender, así que me juego a encajarle 8 LUDUS: ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

Ficha técnica

Fecha de estreno: 14 de febrero en Estados Unidos.

País: Estados Unidos.

Cómo la consigo: parche en el ojo, y torrent.

Director: Ted Nicolaou.

Actores:  Diane Franklin como Suzy, Gerrit Graham como Stan y Mary Woronov como Raquel.

Quizá te interese: El sótano es mío pero los muertos son tuyos, de Roberto Benemio

Deja una respuesta