I See You: el miedo acecha una familia

I See You: el miedo acecha una familia

El miedo viene hacia nosotros en todas las formas, tamaños y colores. A veces hace una entrada triunfal con monstruos, gritos y violencia, y en otras ocasiones entra por la puerta de atrás, sigilosamente, esperando en silencio a que vos te des cuenta solito de que está pasando algo raro.

I See You
Póster francés para I See You

Una historia familiar

Este es el caso de I See You (2019), película que oscila entre el suspenso y el terror. Al inicio nos encontramos con los Harper, una familia casi perfecta en un entorno suburbano de los Estados Unidos. Tienen una casa gigante, viven en barrio hermoso con vista al lago, los padres son profesionales abocados a sus carreras. Pero esa felicidad doméstica se ve empañada inmediatamente cuando nos enteramos de que Jackie, la madre (la talentosa Helen Hunt, con una cara nueva producto de cirugías innecesarias) le ha sido infiel a su marido, Greg (Jon Tenney). La situación hogareña es tensa, puesto que no han decidido divorciarse pero están durmiendo separados y apenas se hablan.

Por otro lado, el hijo adolescente de la pareja, Connor (Judah Lewis, a quien ya conocemos de la genial Summer of ’84 y las pasables The Babysitter y su secuela The Babysitter: Killer Queen) no puede perdonarla y aprovecha cada vez que puede para recordarle que arruinó a la familia y que se merece sufrir.

Así de mal están las cosas cuando nos enteramos de que además, Greg, que es policía, debe enfrentarse al secuestro de un niño local que parecería ser una copia exacta de otros secuestros sucedidos años atrás… a pesar de que el supuesto culpable sigue preso. ¿Estamos ante un imitador, un copycat killer? ¿Encarcelaron a un inocente? ¿O hay algo aún más siniestro pasando en ese idílico pueblito junto al bosque?

Quizá te interese: El canto del cisne, de Robert McCammon

Pero eso no es todo. Distintos objetos cotidianos aparecen y desaparecen del hogar, cambian de lugar o simplemente se esfuman como si nunca hubieran estado ahí. Tazas, cubiertos, e incluso fotos familiares parecen moverse solas, haciendo que los Harper comiencen a cuestionar su sanidad mental. Finalmente, lo peor se desencadena cuando el ex amante de Jackie decide aparecer de golpe y todo termina mal, muy mal.

I See You: breve y atrapante

Esta película nos plantea al menos tres conflictos (el vínculo familiar roto, los secuestros de los niños y la extraña presencia de la casa), lo cual en un punto parece excesivo para una historia que apenas sobrepasa la hora y media. Sin embargo, a medida que avanza la trama todo va cobrando cada vez más sentido, y los plot twist van haciendo su aparición triunfal uno tras otro como para dejarnos tranquilos y decirnos «¿Viste que al final todo estaba conectado?»

Quizás en algunos tramos hay que respirar profundo y echar mano de nuestra suspensión de la incredulidad, especialmente en los momentos en que todo es un poco demasiado conveniente, pero no hay nada tan exagerado como para provocar indignación en el espectador. En líneas generales es una historia breve, atrapante, que logra captar toda tu atención durante los 96 minutos que dura. Si querés algo cortito y al pie, dale una oportunidad.

Quizá te interese: Tres excelentes películas con efectos especiales prácticos

Deja una respuesta