Infección: zombies venezolanos

Infección: zombies venezolanos

El terror bien pensado y construido siempre se caracterizó por la posibilidad de reflejar de modo (muchas veces metafórico) grandes temores sociales del momento en que es concebido. Es interesante, teniendo en cuenta esta capacidad del género, imaginar una película que se desarrolle en Venezuela, país que atraviesa hace ya años una dura situación socioeconómica.

Con la salvedad que no hace falta imaginarla: Infección, de Flavio Pedota, ya está circulando por festivales internacionales y es una propuesta recomendadísima no solo para amantes del género, sino para aquellos que disfruten del cine en general.

Un extraño virus, derivado de la enfermedad de la rabia mezclada con una droga, comienza a convertir a los venezolanos en zombies. La plaga se propaga mediante mordidas y no tarda en extenderse. El paraje es más desolador y desesperante que los que estamos acostumbrados a ver porque transcurre en un país que ya sufre escasez de alimentos y suministros médicos, con lo que la epidemia viene a empeorar un panorama de por sí difícil.

El protagonista es el doctor Adam Vargas, quien ha enviudado hace poco tiempo y trata de llevar su vida adelante al lado de su pequeño hijo. Cuando la epidemia se desata, el hijo se encuentra en una localidad cercana en casa de los abuelos, con lo cual emprende un viaje para reunirse con él. Y a lo largo del viaje atraviesa la peripecia típica: encontrarse con otros refugiados, con infectados, ayudar a quien puede, dejar morir a quien no. Sobrevivir.

 Filmada en el estado de Aragua, la película tiene muchos puntos sobresalientes a nivel técnico. La postproducción, que fue financiada a través de la plataforma Kickstarter, logra dotar a las imágenes de una contundencia cromática que no tiene nada que envidiarle a las producciones de Hollywood. Lo mismo con la banda sonora: cada pequeño ruido, cada secuencia musicalizada y sobre todo cada silencio suman a la hora de concebir una producción que se siente pensada, planeada y laburada para exprimir al máximo cada recurso.

Y quizás lo más importante: Infección no se queda en una nivel formal sobresaliente, también tiene muchos puntos altos en su costado narrativo. Uno no puede evitar empatizar con Adam desde el primer momento. Es un personaje que tiene muy bien equilibradas sus diferentes facetas (el padre, el viudo, el médico, el vecino) con lo cual se hace absolutamente humano, coherente y por lo tanto, querible.

La crisis socioeconómica está presente a cada minuto. El director cuenta en varias entrevistas que se limitó a grabar la Venezuela que veía, y aparecen muchísimos elementos que podemos considerar como easter egg (por ejemplo graffittis anti- Maduro) actúan un poco como y otro poco como registro documental del paisaje contemporáneo.

Estén atentos a muestras y festivales especializados. En Argentina tuvo una proyección en la pantalla Blood Window Pinamar y cosechó muy buenos comentarios. Infección es una propuesta que reúne muchos motivos por los cuales merece la pena ser vista: es el primer largometraje venezolano con temática zombie, es una de esas propuestas «hechas con dos mangos» que administran tan bien sus recursos que el espectador desprevenido no se entera, y cuenta una historia atrapante de principio a fin. En serio, si la cruzan no la dejen ir.




Sobre el director

Flavio Pedota Comencé hacer cine desde que tenía 17 años. Estudié Comunicación Social en Venezuela, Dirección de cine en la New York Film Academy y Dirección actoral en TVI Los Angeles, CA. Infección, mi primer largometraje. Es la primera película de Zombies en Venezuela, en co-producción con México ha de estrenarse muy pronto, puedes leer un poco más sobre el proyecto aquí. Mi casa productora es Luz Creativa Producciones, te invito a que visites nuestro website para que veas algunos de mis videoclips y comerciales.

 

Deja un comentario

Cerrar menú