Vuelven: zombies, fantasía y terror mexicano

Vuelven: zombies, fantasía y terror mexicano

Vuelven (Tigers are not afraid) es una propuesta mexicana de 2017, dirigida por Issa Lopez que combina el terror y la fantasía, haciendo un uso muy particular de la figura del zombie. En Argentina la pudimos ver en la edición pasada del Buenos Aires Rojo Sangre y en esta nota Ayi Turzi te cuenta por qué no deberías perdértela si la interceptás en algún ciclo alternativo.

Vuelven Tigers are not afraid

Issa Lopez desarrolló su carrera mayormente como guionista: Ladies’ Night, Niñas mal, Casi divas (la cual también dirigió) y A la mala son comedias que fueron muy bien recibidas por el público. Con Vuelven se propone mezclar el terror cotidiano de determinados sectores de México con elementos más fantásticos. Y vaya que lo logra.

La película comienza con Estrella (Pola Lara) en su colegio, cumpliendo con la tarea asignada por la maestra: escribir un cuento. Esta absorta en la tarea de narrar la historia de unos tigres que, por miedo, han olvidado lo que realmente son cuando un tiroteo interrumpe la clase, haciendo que todos se tiren al piso para protegerse. Ella recibe una tiza partida en tres que le permitirá pedir tres deseos. El primer deseo es que vuelva su madre. El deseo se cumple, pero su madre, desaparecida y asesinada, aparece muerta y no deja de seguirla.

Estrella se une a una pandilla de niños, también huérfanos, liderada por El Shine (Juan Ramón Lopez) quien tiene un celular y un revólver que le robó a un narcotraficante dormido y borracho. Los niños tienen que huir de una banda criminal que los sigue, hasta que encuentran refugio en una mansión abandonada.

La película está plagada de metáforas y simbolismos, materializados en gaviotas, dragones y tigres, entre otras criaturas. Logra generar climas de terror muy intensos, ya que nunca dilucidamos a qué se encuentran expuestos los niños realmente. Apela a los miedos más profundos que incluso a nosotros como sociedad aún nos marcan: la desaparición forzada de los seres queridos, la tortura, el tener que enfrentarse a un duelo colectivo.

El guión es sencillo, plantea desde el primer momento a dónde se dirige y no se distrae nunca. Las actuaciones de los niños son, además, impecables: uno se  identifica de inmediato con ellos y los acompaña a través de todo el recorrido, riendo y teniendo miedo con ellos.

La película tuvo una recorrida por demás exitosa en festivales especializados: fue galardonada en el Screamfest Horror Film Festival de Los Ángeles (Mejor Película, Mejor Actor, Mejor Actriz y Mejor Edición), en el Fantastic Fest de Texas (Mejor Director) y Mejor Película en Mórbido Film Fest.

Y además, tuvo dos grandes reconocimientos via Twitter: Guillermo del Toro

 

Y… Stephen King:

(“Este es un estupendo film, que es al mismo tiempo rudo y conmovedor. Después de dos minutos estaba bajo su hechizo”.)

 

Como decíamos al inicio, recuerden su nombre y si tienen la posibilidad de verla no la dejen pasar. Quizás con suerte llegue pronto a alguna plataforma de streaming. Crucemos los dedos.

Deja un comentario

Cerrar menú