El circo de Lázaro y otros relatos inesperados, de Guillermo Höhn

El circo de Lázaro y otros relatos inesperados, de Guillermo Höhn

Sinopsis de El circo de Lázaro y otros relatos inesperados:

Estos relatos están a punto de hacerte ingresar en terrenos que tal vez no quieras pisar. Lugares tan oscuros y siniestros como ese rincón apartado de tu mente donde guardas aquellas cosas que te incomodan o prefieres olvidar.

Primero te llevan a una antigua casona colonial donde mora un espíritu perverso dispuesto a convertir en realidad los deseos más terribles; luego, a un paraje del campo donde te aguardan criaturas pesadillescas; más tarde, a un circo que ofrece algo por lo que muy pocos están dispuestos a pagar el precio; y, finalmente, te abandonan en un peculiar pueblito serrano donde no todo es lo que parece.

Si quieres internarte en estos parajes, es conveniente que sepas que no hay viaje de vuelta y que, al final, lejos de olvidarlos, es probable que quieras hacerles una nueva visita. Por el simple hecho de haber sobrevivido a la primera vez.

El circo de Lázaro y otros relatos inesperados

Reseña de El circo de Lázaro y otros relatos inesperados

Es un libro de cuentos de Guillermo Höhn, editado por Pictus. A lo largo de sus 112 páginas podremos disfrutar de cuatro historias.

La primera de ellas es “El amuleto”. La escuela realiza una salida educativa hacia una quinta histórica, en la cual hay una antigua casona colonial. Allí, Daniel encontrará un extraño objeto por el que siente una atracción inexplicable. Y más inexplicables serán las muertes que comienzan a suceder de ahí en más. Entre sueños y un olor nauseabundo, Daniel intentará descifrar qué relación hay entre el amuleto y los asesinatos.

Me hizo un poco de ruido el hecho de que el protagonista vaya a tercer año. Es decir, que tenga entre 14 y 15 años. Su manera de hablar y de comportarse, al igual que la de su amigo Alex, no pareciera condecirse con esa circunstancia. Por otra parte, ante la primera muerte, temí que el desenlace se volviera predecible (y más teniendo en cuenta que se trata de la historia más larga, con 35 páginas). Por suerte, el autor encaró para otro lado.


Lee también: Weird Western, Palomas del infierno


El segundo relato es “Noche de perros”. Jorge es un científico que, junto a su equipo, hizo grandes descubrimientos en el campo de la genética, experimentando con gatos. Debido al accionar de las asociaciones protectoras de animales, las investigaciones se detuvieron, y Jorge fue despedido. Desde ese momento, todos los que trabajaron con él comienzan a tener pesadillas con gatos mutilados y a padecer insomnio. Jorge decide ir a pasar unos días a la casa de su hermano.

Como bien señala el autor al final del libro, el protagonismo en este cuento va alternándose. De a ratos seguimos a Jorge, de a ratos a su hermano, de a ratos a su cuñada, casi como una carrera de postas. Me pareció muy interesante el recurso.

El tercer relato es el que le da nombre a la antología. Cristian y Elena viven con su hijo, Julián, que sufre una enfermedad rara y terminal. Cerca de su casa se instala un circo… Un circo que tiene mucho que ver con el pasado de Cristian.

Desde el principio se genera una atmósfera de angustia, que se mantiene hasta el final. Y juega con lo que se narra y lo que se especula, lo que sucede y lo que pareciera que sucede. “El circo de Lázaro” me hizo acordar a Samanta Schweblin. Y me gusta mucho Schweblin. Es mi cuento favorito del libro.

A la antología la cierra “Estación Holmberg”. Ana María Barreiro es la encargada de abrir un congreso de literatura fantástica. Desde que llega al pueblo en el que se desarrollará el evento, se siente incómoda: no es una gran ciudad como las de Europa, no se va a hospedar donde pensaba y, para colmo, la temática tampoco es algo que la apasione. No se entiende bien por qué quiere disertar en ese congreso. Ella tampoco lo entiende. Así como el relato anterior genera angustia, “Estación Holmberg” genera incomodidad.

Considero que fue un acierto el haber ubicado este cuento después de “El circo de Lázaro”. No puedo precisar los motivos, pero sí diré que contribuye a que el lector no descarte ninguna posibilidad sobre lo que pueda suceder, sea sobrenatural o no.

https://www.pictus.com.ar/

Y, con respecto a esto: me gustaron todos los finales.

El último o los dos últimos párrafos de cada uno de estos cuatro cuentos son fundamentales, dan un buen cierre a sus respectivas historias (aun si alguna queda abierta). En pocas líneas, la cosa puede cambiar a último momento, y eso es algo que valoro mucho. Gran mérito de Höhn.

El libro termina con unas notas al margen. Me quedo con una de las ideas que tira el autor:

“Soy de los que piensan que la literatura no hace bien. Si es buena, la literatura debe hacer mal. Debe obligar a replantearnos certezas, a imaginarnos otras posibilidades que no teníamos en cuenta, a ver las cosas desde otros puntos de vista, a visitar los lugares que no nos animaríamos ni a pasar cerca, a reírnos de lo que no nos parecería bien hacerlo, a cuestionar nuestras creencias y prejuicios más firmes”.

En relación a esto, los cuentos que me hicieron mal, fueron los últimos dos: con su angustia uno, y con su incomodidad el otro. Y, justamente, son los dos cuentos que más me gustaron.

¿Casualidad? ¿Causalidad? ¿Por qué no lo lee, lector? Y después me cuenta qué tan mal la pasó.


Guillermo HöhnGuillermo Höhn nació en Santo Tomé, en la provincia de Santa Fe, en el año 1967. Es Profesor de Castellano y Literatura y editor. Como escritor recibió una mención en el Premio “Más allá” y fue finalista del Premio “Nueva novela argentina 2007”. Escribe historias para niños, jóvenes y adultos.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. It’s wonderful that you are getting ideas from this paragraph as well as from our dialogue
    made at this time.

  2. I am curious to find out what blog system you happen to be using?
    I’m having some small security issues with my latest site and I’d like to find something more secure.

    Do you have any solutions?

Deja una respuesta

Cerrar menú