Descendientes: Los mitos argentinos de HP Lovecraft

Descendientes: Los mitos argentinos de HP Lovecraft

Purple Books es una editorial que está apostando a títulos novedosos de diversos géneros y que tienen una alta calidad: un claro ejemplo es el libro de Descendientes: Los mitos argentinos de HP Lovecraft.

Descendientes: Los mitos argentinos de HP Lovecraft

¡Qué lindo es hablar sobre algo de Lovecraft! Y mucho más si se trata de trabajos actuales.

Al inicio nos encontramos con el prólogo de Mariana Enríquez, uno de los mayores exponentes femeninos de terror a nivel nacional.  En él, habla sobre la mitología impiadosa de Lovecraft, el supuesto Necronomicón de la biblioteca nacional y de Borges.

Descendientes es una antología que consta de varias historias autoconclusivas que juegan con la mitología de H.P. Lovecraft en el continente americano en diferentes épocas, haciendo hincapié en hechos relevantes que han marcado nuestra historia.

Una de las particularidades que le suman muchísimo al libro es la diversidad de artistas, ya sea en la parte gráfica, como en los guiones. Este tipo de libro ayuda a conocer los diferentes artistas y eso ya le suma varios puntos extras. Otro claro ejemplo de esto es el libro que reseñamos hace un tiempo titulado 18 guadañas, de la editorial De La Fosa.

Más allá de que a Lovecraft lo aman muchos y otros lo odian, en este libro se subraya lo mejor de su literatura que es la creación de criaturas, atmósferas, climas y mundos extraños. Podrías decir que sus cuentos o novelas están pasados de moda, con adjetivos sobrantes y muchas cosas más, pero no hay que olvidarse de que Lovecraft creó un género nuevo, con mundos increíbles y climas enloquecedores para la época. Y el para la época debería estar entre comillas porque es hasta el día de hoy que se sigue utilizando lo suyo.

Siguiendo con Descendientes: Los mitos argentinos de HP Lovecraft, nos encontramos con 8 historias y 16 artistas diferentes. No siguen un mismo parámetro en las ilustraciones, así que el dinamismo de los guiones se entrelaza con ese detalle y hace del libro un libro-objeto digno de formar las filas de las colecciones lovecraftianas.

En la presentación de los capítulos nos topamos con extractos de diferentes autores que endulzan lo uno está por leer y mirar. La edición está muy cuidada.Las historias avanzan de manera cronológica, desde el año 1515 hasta el 1910.

1515 DE MARTÍN RENARD Y SERGIO MONJES

La primera historia está embebida en suspenso y las tribus aborígenes que, luego de la llegada de los españoles, le dan origen al terror lovecraftiano. Un lindo comienzo.

1537 DE JAZMÍN BEAÍN Y HURÓN

Las viñetas nos toman de la mano y nos hacen viajar por páginas increíblemente visuales, con apenas unos diálogos. Muy bien llevado, pero con un desarrollo aplacado por historia anterior. Lo destacable en esta historia es la supremacía femenina, el lado B de los antiguos cuentos de Lovecraft.

1537 DE JAZMÍN BEAÍN Y HURÓN

1806 DE EDGAR ROGGENBAU Y PATRICIO DELPECHE

Una historia corta sobre el ejército inglés y un soldado español que no termina de la mejor manera. Las ilustraciones son una de las mejores.

1812 DE AMMIEL YAROSLAVSKY Y RODRIGO LUJÁN

Logias, saludos específicos y resultados monstruosos. Lovecraft seguramente llegó a ser un grado 33. Muy bueno.

1870 DE ROPENCHO Y CARLOS DEARMAS

En 1870 nos encontramos con una técnica de dibujo hermosa. Se mezcla la aristocracia con la mitología y terror lovecraftiano. Una dupla aceitada donde se nota un trabajo increíble, uno de los mejores sin dudas.

Ropencho / Dearmas

1884 DE JUANI ROLDÁN Y MAXIMILIANO DALL’O

Este es uno de los guiones mejores armados del libro, con una máquina futurista dentro del pasado, sumado al ambiente y clima muy bien llevados. Las ilustraciones son sobresalientes y le suman a las letras ese toque ideal que se necesita. Hay detalles que son una delicia. Otro de los mejores.

1903 DE TOMÁS WORTLEY Y SEBASTIÁN CABROL

El mejor, primero porque está ilustrado por Cabrol que es un artista increíble. Tanto este como sus trabajos anteriores son sanguíneos y trabajando con el adn de lovecraft desde todos los puntos donde se le mire. Acá nos encontramos con una exploración en la Antártida, que sale mal. Más no le voy a contar.

cabrol

1910 DE JOHANNA GARABELLO Y BETO LEDES

El final, como no podía ser de otra manera, tiene que ver con la ceguera de Borges y el libro maldito.

Sin dudas es una antología sumamente recomendable tanto para los amantes de Lovecraft, como para los que les interesa entrar a su mundo onírico y cósmico. Esperamos poder leer muchos más libros de este estilo.

 

Deja una respuesta

Cerrar menú